Calesita

calesita

Estar sin trabajo no es fácil, por mucho que (pienses que) te hayas preparado financieramente y psicológicamente. Y esa fue la lección de estos meses.

Para ser mas especifico, les cuento que con la plata de la liquidación me debería alcanzar para :

  • Cancelar mis tres deudas: auto, terreno, préstamo.
  • Comprar una casilla para alquilar.
  • Instalar los servicios en el terreno.
  • Cancelar y arreglar (para alquilar) el dpto. donde vivo.
  • Viajar mucho!

A todo esto, cuando cerré el trato para mi salida de la empresa, y si bien tenia todo pensado, había muchas cosas que dependían de la buena suerte y “las ganas del universo de darme una mano”.
No hace falta decir que no fue lo mas inteligente para hacer, pero era el momento de saltar, y solo podía esperar que el paracaídas se habra abra (maldito autocorrector de Word) en el momento justo.

Como primera medida necesitaba cuidar el capital, y un plazo fijo a 30 días fue una buena opción, y en definitiva, fue con la única inversión que gane dinero desde que renuncie.

Enseguida, compre cuotapartes de un Fondo común de Inversión, pero enseguida me di cuenta porque nunca me gustaron. Porque cuando el mercado bajaba, las regulaciones no me dejaban rescatar los montos hasta el otro dia, y cuando quise recuperar el capital invertido tuve que esperar hasta 72hs.

Las carteras administradas no son lo mio, entonces compre papeles. Estudie, analice, lei las noticias y fui a lo casi seguro. Pero el MERVAL no estaba (ni esta) teniendo un buen semestre. Y perdí casi el 30% de mi inversión, con papeles como YPFD (ypf) y ERAR (siderar). No se porque, pero había tomado la decisión de “solo” poner 30K….saquen sus cuentas.

Por otro lado, me di cuenta que al final no soy tan el buen comprador de casillas que les dije….y después de casi dos meses de espera para mover la casilla a mi terreno, de un día para otro, lo que será la tormenta mas fuerte de viento y lluvia del año la saco de los pilotes donde se asentaba. Como la madera y las placas de yeso no son muy resistentes al trabajo, se imaginaran la tarea que tengo por delante.
Ah, y los servicios para esta? Bueno, tendré que esperar mínimo 3 meses para que haya red de gas en esa zona.
Al no poder rentabilizar el terreno me urgía cancelar los pasivos, asique a eso fuimos.
Ya “limpio”, los problemas siguieron en forma de bajas de mercado y un Excel que me decía que no llegaba con la plata para hacer todo lo que tenia planeado. Esto golpeo mi ego de “planificador”, ni hablar el de “inversionista” que ya estaba por los suelos.

Depender de factores externos tiro abajo mi motivación, y pase días sin saber que hacer…solo esperando que cambien los vientos. Pero después de unos días, me di cuenta que estaba en una espiral de autocomplacencia y procrastinacion (fuaaa) en donde hacia de victima.

Necesitaba un cambio que solo podía venir de mi. No me gusta ser un llorón.
Después de desahogarme un poco, me levante.
Ahora avanzo, termine de acomodar el dpto, volvimos a levantar la casilla, sacamos las cuentas de nuevo, a Edenor le esta yendo bien en el mercado, y conseguí una changa.
Párrafo aparte, haber ganado mi primer sueldo como independiente fue una sensación rara pero inmensamente gratificante.

Ahora, la calesita dio la vuelta, y me encuentra un poco mas tranquilo; disfrutando de los que sé, van a ser los últimos días como habitante de esta ciudad. Y a pesar que pensé que ya sabia esto, me vuelvo a dar cuenta que no todo tiene que ser lo fácil que pensabas.

P:D: Después de una semana de lluvia, hoy paró. Seguro la casilla esta apunto de hundirse definitivamente, pero no importa. De alguna forma hay que levantarla.

Share

Submit a comment