Con permiso :)

hello

Tengo miedo de escribir, no se si la palabra es miedo, pero es una mezcla de vergüenza (por haber abandonado esto que tanto quiero), es un poco de inseguridad (de estar a la altura de otras publicaciones que bien sé tienen calidad) y algo de incredulidad (de que las letras puedan llegar a alguien); pero acá van.

Un recopilatorio de textos mínimos que no quisiera queden perdidos en el TIMELINE de mi Fb personal. Todos fueron fruto de inspiraciones repentinas…y algo mas. Sigue en pie, aunque necesito que tome fuerza, la idea de escribir, de completar el/los libro/s…Veremos, mientras tanto, se agradece su esfuerzo ☺

Usted


“Cuando digo que usted me gusta me refiero a algo mas que una atracción física. Me gusta cuando camina y cuando descansa, cuando habla y cuando silencia, cuando se hace la boluda y cuando se pone seria.
Si usted cree que soy un loco, un derrochador de palabras o lo que es peor, un mentiroso, deje que esta declaración pase sin efecto. Pero ahora, si encuentra usted, en esto que le acabo de decir, algún sentido, alguna dirección, algún camino a su contemplación, entonces le pido, no ignore la oportunidad de incluirme en sus planes.”

El mundo


“Vera se acordó de una anécdota que le conto Sylvia y se rio. Su boca marco el siete de espada y alguna que otra pata de gallo asomo. Un semáforo se puso en rojo, otro pájaro dejo de cantar. A los conductores que esperaban detrás de la línea de repente les pareció pesada la quijada y sus vidas pasaron a ser insignificantes, vacías, faltantes de ella. Un avión atravesó el cielo en silencio, dos perros se sentaron. Las demás mujeres lanzaban rayos laser sobre la figura de la risueña mujer. Mundos enteros prestaban atención. Los catorce segundos que faltaban para la luz verde se terminaban y ella llegaba a la vereda ya con la risa consumida. Los perros volvían a rosarse la nariz, las quijadas de los conductores volvían a llenarse de palabras, sus vidas intentaban recuperar el sentido. Las otras mujeres volvían a la falsa seguridad, pero programando alguna dieta o cambio de peinado. Las turbinas de los aviones eran ruidosas de nuevo. El mundo renacía, pero ya no era el mismo. Vera había detenido el tiempo sin saberlo.”

Todo esta perdido


“-No se por que me miras con esa cara, cara de que todo esta perdido.
-Porque lo está.
-Como sabes? Y… Que sabes?
-Lo se. Tus mirada no me atraviesa el alma, creo que no es mas tu objetivo. Lo se porque tus manos me esquivan y a veces, el hecho de estar juntos en un lugar se sostiene solo de un dedo. Lo se porque hay una mueca en tu boca que antes no existía. Lo se, todo esta perdido. Quizás este cansado de equivocarme, de no rendirme y de no encontrar ese que fui.
– Es algo cierto. Esta perdido. Pero no todo, no yo, no vos… Solo eso que había entre nosotros.
– Eso que se perdió, que se murió, por lo que pasaremos (seguramente yo mas que vos) noches buscándole un epitafio, eso era todo.”

Londres


“Si, había un castillo a sus espaldas, aun asi, el puente que los sostenía participaba mas de ellos.
– Que te parece si a la tarde salimos por Covent (Garden)? – dijo Tina
– Otra vez? Mmm esta bien… Plan para la noche? Soho de nuevo? Tengo ganas de pasear por el South Bank en la penumbra.
Juan no daba lugar a la frescura, tenia la imagen del amor sobre el río Thames.
– Ok, esta bien. También tengo ganas de alguna cerveza. Caminemos por Covent y vemos.
Finalmente Juan se rendía (después de todo no podía resistirse a la mirada de Tina, además y en definitiva todo lo que importaba era ella). Londres estaba encima de ellos, los envolvía su niebla intoxicante…Londres estaba debajo de ellos, los seguía como un león sigue un venado mal herido, a punto de caer a su merced.”

Este viernes en el tren: A veces gano.


“A veces te sueño, apareces como una espía que se arriesga a morir tras la línea de mi buena consideración, sos persona no grata.
A veces te pienso, como la victoria de mi templanza ante la insistencia de tus ojos, como las hojas que no pudieron con el otoño y yacen en el cementerio de la vereda.
A veces te siento, como espina acostumbrada a molestar en cada movimiento de mi piel, obligada por naturaleza a tu función, sabiéndote indeseada.”

Hasta la próxima ;)

Share

Submit a comment